Deli-Style Sandwich (por menos y en tu casa)

Este es un invento medio chévere si te quieres comer algo con prisa, pero no quieres un sándwich aburrido de jamón y queso. Necesitarás:

  • Pan integral. Yo usé "Country Hearth" porque es más grueso y viene en muchos sabores distintos, y además es más corto, que es mejor como finger food. Lo puedes hasta tostar un poco antes.
  • Jamón. Los deli-cuts funcionan mejor porque son más finitos, así que hace al sándwich una comida más ligera y no se te hace un revolú cuando lo muerdes.
  • Lechuga. Yo prefiero del país, viste, porque es más barata y pues, es de aquí. Usa la que quieras, pero no pongas la hoja entera, intenta cortarla, si quieres, con la mano.
  • Tomate. El uso del tomate es bueno, porque como es así pulposo y jugoso, no tienes que sobrecargar el pan de mantequilla ni de mayonesa. Un consejo es cuando lo cortes por la mitad, con una cuchara sacarle las semillas (la parte más clara, que se divide como en cuatro secciones). Así no se te moja tanto el sándwich. Eso es lo que a la mayoría de la gente no le gusta del tomate. Házlo también en una ensalada.
  • Chips. Yo usé Ritz Sour Cream & Onion Toasted Chips. Tienen un sabor fuerte y bueno, pero no es como comerse una bolsa de papitas de las maquinitas. Son horneadas, así que tienen menos grasa.
Al pan le puedes poner una capa de mayonesa a tu gusto, y en el medio una gota de mostaza si quieres, y la riegas. Corta el sándwich por la mitad y ya tienes ahi un almuerzo liviano para los que estén a dieta o un snack para los que no lo están.

Buen Provecho....



No Comments

Sociable